.

.
.

sábado, 30 de abril de 2016

Les cuento como me va

Hola


Bueno, me gustaría poder contarles algo bueno, pero la verdad no hay nada que contar. Terminé la secundaria en diciembre del año pasado, el ultimo día de escuela fue mi primer día de trabajo, 16 de diciembre, y mi ultimo día de trabajo fue el 8 de enero, desde entonces hasta ahora no he hecho absolutamente nada interesante, también mi vida se volvió mas aburrida, pero prefiero eso a la inestabilidad en la que vivía cuando iba a la secundaria, estoy muy contenta de haberla terminado de una vez y de saber que no voy a tener que volver a pasar por algo parecido nunca mas, soy muy poco sociable y siempre era horrible para mi ir a la escuela, aunque había veces en que no la pasaba tan mal, pero en general no me gusta estar rodeada de tantas personas, soy algo misántropa también. 


Bueno, la cosa esta así mas o menos por ahora: Martes y jueves voy a un curso de contabilidad de 6 a 9, por la tarde, el resto del día, y el resto de la semana no hago absolutamente nada fuera de mi rutina normal, levantarme a las diez, hacerme mis mascarillas y tratamientos, porque últimamente me están saliendo granitos y eso no me gusta nada, también me hago mascarillas en el cabello, hago mi rutina de ejercicios, aunque tengo que decir que hay días en que no la hago, lo que pasa es que no quiero que me vean hacer ejercicio, entonces se me hace difícil encontrar momentos en los que nadie me vea, porque siempre hay alguien en casa, tengo 5 hermanos y tiene horarios de escuela diferentes y eso, así que bueno, es un poco dificultoso, aunque estoy feliz porque he ampliado mi rango de abdominales, antes podía hacer veinte, ahora puedo hacer 60 seguido, claro que quedo muy cansada y tengo que descansar casi un minuto para poder seguir, pero por ahora mi mayor complejo y lo que mas odio de mi son mis piernas y mi cadera.

 

Realmente odio la parte inferior de mi cuerpo, mi piernas son gordas, asquerosas, tengo la cadera ancha y lo que es peor que eso, tengo demasiado culo, y  realmente odio eso, odio que me miren en la calle, realmente me odio, y ni siquiera es que lo tengo tan grande por hacer demasiadas sentadillas, es porque estoy llena de grasa, asquerosa grasa inflándome por todo mi cuerpo, me doy tanto asco, es repugnante, pero bueno, quejándome no gano nada, aunque si sirve para motivarme cuando hago ejercicio o cuando quiero comer, pienso en lo asquerosa que estoy. La verdad es que me sirve, porque a fin de cuentas si te pones a pensar, toda esa grasa que tienes en el cuerpo en algún momento fue comida, comida que metiste en tu boca, y si, es horrible pensar que es nuestra culpa ser tan obesas, yo tuve la mala suerte de desarrollar una gula por las golosinas durante la transición de niña a adolecente, y todos sabemos que a las mujeres las caderas se nos ensanchan durante la adolescencia, tampoco pretendo justificar mi aumento de peso con esa etapa de mi vida, con una reacción biológica normal, con el desarrollo normal de mi cuerpo, se que fue mi culpa, y la verdad es que tampoco estoy segura de si era gorda cuando era chica, creo que era normal, la verdad es que no recuerdo y tampoco tengo ninguna foto de esa edad, debieron haberme tomado un par, pero eran fotos con cámaras de rollo, luego de revelarse las fotos, no quedaban guardadas en ninguna parte de forma digital, existían únicamente en papel, y bueno, se han perdido con el tiempo si es que alguna vez existieron porque yo la verdad no recuerdo si me tomaron alguna foto.


Bueno, la cosa es que ahora voy a tratar de seguir y seguir y solo seguir hasta ser delgada como quiero. A los 13 años media 1,46 y pesaba 50,300 kg, estaba asquerosamente obesa, y la verdad no me enorgullece decir que en casi seis años no he perdido mas de 20 kilos, porque si en un momento llegué a pesar 38 kg, parece que hubiera sido hace mucho, últimamente tengo esa sensación, siento que cosas que pasaran hace una semana realmente ocurrieron hace un mes o dos, es raro, bueno, la cosa es que solo voy a seguir intentando bajar de peso, voy bien de momento con l tema de comer bien, de vez en cuando me da por comer alguna cosa demasiado calórica, como una dona o galletitas, pero lo compenso no comiendo por el resto del día, mientras siga comiendo menos de 700 calorías por día voy a ir bien, estoy tratando.


Se que no tengo ningún tipo de excusa para haber tenido tanto tiempo desactualizado el blog siendo que no estoy haciendo absolutamente nada durante el día, pero bueno, de vez en cuando no se me ocurre nada que publicar, y este es uno de esos días. Las fotos que vieron a lo largo de la entrada, espero no haber herido la sensibilidad de nadie, pero esa persona obesa y llena de grasa, soy yo.



Aprovecho la entrada para comentarles sobre Kimiperi, si no la conocen deberían seguirla en instagram, no se nada de ella, solo que en instagram su nombre de usuario es Kimiperi y que es una verdadera thinspo, esa chica además de ser alta (quizá no lo sea tanto, pero momo mido menos de 1,50 para mi todos son altos) es súper delgada, es muy muy delgada, es una verdadera thinspo y no se le notan los huesos, no se ve asquerosamente esquelética como anoréxica a punto de morir en clínica de hospital, se ve bien, linda y delga, es realmente bonita y sus fotos son preciosas:

 

Pásense por su instagram, y si se les antoja por el mío, creo que como es la red social en la que estoy mas activa, es allí donde subo fotos de mi cuerpo de vez en cuando, y supongo que me van a servir porque dentro de un tiempo, cuando esté delgada, voy a poder ver esas fotos en las que estoy asquerosamente obesa y sentirme orgullosa de lo que logré y así no volver a eso, es un buen consejo, entiendo que cuando esta, mas gordas lo que menos queremos es tomar fotos de nuestro cuerpo, pero te van a servir, puedes verlas cada vez que quieras comer para evitar hacerlo o cada vez que vayas a hacer ejercicio para esforzarte mas. En mi caso son para ver lo obesa que estaba y esforzarme por no volver a eso cuando por fin pueda estar delgada.


Esta por iniciar mayo, mi novio va a volver de la universidad como a mitad de julio, así que tengo exactamente dos meses para bajar de peso, para el estoy bien así pero yo me sigo odiando, y quiero poder estar bien conmigo misma y sentirme cómoda con mi cuerpo y no sentirme insegura usando leggings, quiero sentirme bien y dejar de odiarme, pero esta conformidad que mi novio tiene con mi cuerpo a veces m hace pensar ¿para que esforzarme tanto en adelgazar si a él le gusto como estoy ahora? A la única persona a la que quiero gustarle es a él, y si a él le gusto así ¿para que pasar hambre intentando ser delgada? Y a veces me creo que estoy bien así y dejo de intentar, pero luego vuelve la disconformidad, MI disconformidad, y es que sin importar que diga mi novio sobre mi cuerpo, sin importar que tanto le guste, yo voy a seguir siendo infeliz, yo voy a seguir sintiéndome mal conmigo misma, entonces solo voy a seguir intentando bajar de peso, aunque algo que me preocupa es ya no gustarle a mi novio, si le gusto como estoy ahora ¿voy a seguir gustándole cuando baje de peso? En serio me preocupa y estoy 100 % segura de que si bajo de peso y a el no le gusta como me veo voy a empezar a comer como desesperada para volver a ser como antes, para volver a gustarle, entonces no se que hacer, realmente espero gustarle estando delgada, espero que cuando esté delgada le guste mi cuerpo tanto como a mi, si no es así, entonces ya no se, él me dijo que no sabe si voy a gustarle o no estando mas delgada, supongo que porque no puede imaginarme así o porque no voy a gustarle y no quiso decírmelo, pero bueno, voy a tratar de seguir gustándole, si estoy demasiado delgada y no le gusto voy a intentar al menos encontrar un punto medio en el que ambos estemos conformes.


Bueno, eso es todo por la entrada de hoy, fue un post muy personal la verdad, pero bueno, no tengo mucho contenido que publicar, espero que se pasen por el Instagram de Kimiperi y tambien les recomiendo el de deth.vroulett

 nos leemos en la próxima entrada, bye bye n.n/



Chocolate Chip Cookie