.

.
.

sábado, 5 de diciembre de 2015

"Ana nunca se va"

Holap ¿todo bien? o:


Bueno, en esta ocasión voy a hablar de algo personal, hace un tiempo (bastante, mas de seis meses) estaba en el chat de Ana y Mia, hablando sobre mi forma de ver esto y sobre el concepto de Pseudo-Ana, diciendo que pensaba hacer lo que hacen las anas hasta llegar a mi peso perfecto (34 kg) y luego mantenerlo de forma saludable con una dieta la mas natural posible, comiendo e forma sana, a lo que voy es que prácticamente dije “voy a ser como ana hasta llegar a mi peso perfecto y luego voy a dejarlo”, alguien, en este momento no recuerdo quien, me respondió “Ana nunca se va”, me que de pensando en esa frase, cerré el chat y me puse a hacer otras cosas, no sabia que responder a eso y no tengo idea de porque ¿será porque una pequeña parte de mi piensa que es verdad?, cuando me metí en esto pase por ciertas etapas o periodos que creo que todas experimentamos, al principio estaba feliz, había encontrado una forma de adelgazar que me aseguraba que si no comía en una semana perdería 10 kg, esa es la etapa feliz o de interés, cuando te comienza a interesar en el tema, lees muchos blogs, aunque estén desactualizados y buscas mucha información, lees los mismos tips una y otra vez escritos textualmente igual en distintos blogs hasta el punto en que te lo s sabes de memoria, lees mucho sobre el tema, te conviertes en una experta en lo que se refiere a la parte teórica, te falta la practica, la experiencia, comienzas a poner en practica todo o que aprendiste, hasta aquí estas calmada y lo intentas, luego viene la etapa depresiva, que es cuando comienzas a darte cuenta de que s un poco difícil seguir lo pasos de ana, sobre todo si vives con tu familia, ves comida por todas partes y ya no es lo mismo d antes, ahora la ves y piensas en las calorías que tienen, en que se va a convertir en grasa y se va a quedar en tus caderas para siempre, ahora sales a caminar y ya no es lo mismo, tu mentalidad ha cambiado, miras a las personas delgadas y deseas ser como ellos, te preguntas como le hacen, miras a la gente mas gorda que tu y te alegras de no estar igual, pero aun asi odias tu cuerpo, miras hacia abajo, tus piernas, se ven gordas y casi puedes ver a la grasa moviéndose y rebotando dentro de ellas con cada paso que das, ni hablar de cuando corres, te das cuenta de que te miran y te da vergüenza, te sientes horrible, miras thinspos y te menosprecias, te tienes asco y casi no aguantas las ganas de llorar cuando tienes que sentar en la mesa con tu familia a comer, comer, ya no quieres comer, pero tienes que hacerlo, nadie puede sospechar que estas en esto, te sientes horrible, ni hablar de cuando estas feliz por llevar 30 horas sin comer y luego te das un súper atracón, espantoso, casi que desearías morirte, te odias tanto, estas triste todo el tiempo, ves gente como tu y te repugna, ves gente mas delgada y los envidias y te odias cada vez mas con cada thinspo que ves, definitivamente la etapa más horrible, estas deprimida y triste por lo que eres y por las dificultades para poder ser como quieres y te deprime la idea de pensar que nunca lo lograras y que morirá gorda, con kilos y kilos de grasa en tu cuerpo, pensando que tu ataúd deberá ser mas ancho que los comunes.

 Luego viene la etapa obsesiva estas todo, absolutamente TODO el tiempo pensando en esto, en las calorías, en lo que ya comiste, en las cuadras que  caminaste, en el ejercicio que tienes que hacer, escribes tu intake y te aseguras de tomar  mucha agua, miras muchas thinspo, compras ropa bonita, 3 o 4 talles mas chica (yo lo hice) y esperas con ansias poder usarla, la guardas en tu ropero, asi la ves todos los días y te aseguras de que te motive, intentas alejarte de la comida, tienes mas control, ya no estas triste o deprimida, ahora estas súper enojada y fríamente concentrada en lograr tu objetivo, estas totalmente enfocada en esto, muy optimista, calculando cada cosa que comes, cada excusa que dirás para no cenar, para no almorzar, para no ir a esa fiesta, haces ejercicio, al principio cuesta, pero mientras lo haces piensas que estas adelgazando, piensas “si hubiese empezado a hacer ejercicio hace un mes ahora estaría mas delgada de lo que estoy”, te decides a hacer bien las cosas, creas una rutina, estableces tomar cierta cantidad de agua por día, las calorías que consumirás a la semana, etc, planeas muy bien las cosas, todo esta fríamente calculado y estas dispuesta a hacer todo al pie de la letra, comienza la semana, comienzas con estos, quizá al principio vayas bien o te saltes alguna cosas, pero estas dando tu mayor esfuerzo y eso te tiene motivada, de repente algo te obliga a comer, cumpleaños, cena familiar, etc, algo tira a la basura todo tu esfuerzo y comienzas  a desesperarte ¿te comiste una hamburguesa? En ese momento te sientes horrible y quieres recurrir a mía, tal vez lo hagas, tal vez no, el punto es que estas volviendo a la etapa depresiva, tal ves pases otro tiempo en ella, tal vez no, pro llegará un punto, si eres una Pseudo-ana en el que te darás cuenta de que es lo que te eta pasando, y lo que ocurre es que ana te controla, y no, no se lo vas a permitir, no vas a dejar que arruine tu vida, que te interne en un hospital y te haga pasar tus últimos días en una camilla, desnutrida y huesuda, no, no vas a dejarla arruinar tu vida, vas a seguirla, es verdad, pero tu la controlas, tu decides cuando usar y cuando no, tu decides cuando dejarla, TU,

Es entonces cuando te das cuenta de que debes manejarlo tu misma, entonces estas mas tranquila, todo vuelve a ser un poco mas normal, sigues decidida a continuar con esto, pero ya no estas obsesionada, quizá te premies con comida ¿Por qué no¿ quizá dejes un día la semana para comer alguna cosa que te guste, empieza a gustarte el ejercicio y hasta quieres hacerte alisa, comes bien, te pone feliz saber que eso que tragaste no va a convertirse en grasa y a quedarse en tu cuerpo, son calorías negativas, estas mas animada, sigues con esto pero no de forma obsesiva, ya no lloras cuando tienes que comer para disimular ante los demás, sabes que luego podrás hacer ejercicio, estas mas relajada, incluso hasta a veces se te olvida escribir tu intake y tomar agua, el tiempo pasa y te das cuenta de que te relajaste demasiado, si, quizá demasiado, no has bajado mucho de peso y tu mentalidad esta volviendo a ser normal, comienzas a leer blogs nana y mía otra ves, ni siquiera te diste cuenta cuando los dejaste, empiezas otra ves el ciclo, quizá no pases por la la etapa depresiva, o quizá si, y llegas de nuevo a la etapa obsesiva pero con menos obsesión que antes, mas tranquila, ahora estas segura de que lo lograras, estas mas decidida, darás todo de ti y te esforzaras, no vas a llorar cuando comas de mas, no, ya no, ahora vas a hacer el doble de ejercicio, y que bien se siente el ejercicio ¿no?, se sient4e bonito saber que estas adelgazando ¿verdad? Si, se siente genial, y lo digo por experiencia, estoy en esta etapa y no se que sigue ¿alcanzar mi peso perfecto? ¿Recaer? ¿Volver débil hasta el punto de ser controlada por ana? No lo se, estoy decidida a lograr mi peso, lo estoy, si lo estoy

No soy psicóloga ni nada de eso, puedo establecer estas etapas por experiencia propia, pero la verdad nos e si todas habrán pasado por ellas en ese orden. Me fui un poco del tema de la entrada, ya se, el punto era solo plantear la pregunta de: cuándo llegue a mi peso perfecto, cuando esté conforme con mi peso y mi cuerpo ¿voy a poder dejar a ana? Yo pienso que si, en el caso de que la deje ¿va a volver a controlarme? A  cambiar mi mente, a hacerme ver a la comida como algo malo, a los gordos como algo asquerosos a hacerme llorar porque no estoy mas delgada que ayer? ¿eso va a pasar?. Luego de superada la etapa obsesiva pensé: “¿Cómo pude dejar que controlara mi mente de esa manera?” y es que creo que en serio pensaba como una verdadera anoréxica, y debes en cuando caigo en eso de nuevo, entonces ¿es verdad que ana nunca se va?

Chocolate Chip Cookie